Corría el año de 1825 cuando 11 caballeros propusieron al gobierno de la Provincia de Antioquia comprar los terrenos baldíos de casi la totalidad del Suroeste Antioqueño.

En el año 1835 se dio respuesta en beneficio de los 4 sobrevivientes de los 11 solicitantes. Fueron ellos: Don Juan Santamaría Isaza, Don Gabriel Echeverri, Don Alejo Santamaría y Don Juan Uribe Mondragón, iniciándose así la epopeya de la colonización del Suroeste Antioqueño. Entre los años de 1835 y 1840, Don Juan Santamaría viajó dos veces a los territorios baldíos, fue él quien les dio el nombre de “Piedras” y logró la entrada de los dos primeros colonos al territorio Jericoano: Esteban Osorio y José María Bermúdez quienes empezaron el despeje de la “Mama”, lugar donde se inició la vida industrial y social del municipio y la ubicación de las dos primeras familias. En 1845 Don Santiago inicia la colonización de este lugar.

En 1849 el grupo de colonos se estableció en el paraje de “Roblecabildo” (hoy Palocabildo) hasta 1850 que trasladaron sus viviendas al lugar que hoy ocupa y nace la “Aldea del Piedras” creada por la Cámara Provincial de Antioquia el 28 de septiembre del año en mención.

Jericó fue fundado entonces entre 1845 y 1848 por Don Santiago Santamaría y Bermúdez de Castro, hombre rico, emprendedor, noble y generoso, quien había obtenido dichas tierras por herencia, compras y cambios; con el proyecto de colonizarlas, trajo bajo su mando y dirección a un grupo de familias pobres y trabajadoras provenientes de Amaga, Fredonia, Caldas, Envigado, Rionegro y Medellín para iniciar el proceso de colonización y fundación de esta región.

Bibliografía:

Raíces de Cultura Jericó, Ángel G.,Guillermo, Medellín 1998.pag 12

Itinerario Histórico de Jericó, terceros juegos florales. MAPIBERE. 1998