El corazón está en las manos.

El trabajo artesanal permite a la persona detenerse un momento del día y activar sus manos y corazón para realizar una pieza funcional que dará cuenta de un tiempo invertido y esfuerzo personal, donde se ha conectado consigo misma para dar vida a algo que no existía.

El propósito es conocer el oficio del cuero y desarrollar una pequeña pieza artesanal en cuero donde se pongan en acción las posibilidades de las manos para realizar cortes, unión de piezas, costuras manuales y diferentes acciones que  permitan el ejercicio de la creación.